Cómo aplicar Inscríbete ya

Claves para desarrollar cualquier modelo de negocio con éxito

May 26, 2022

El desarrollo de un negocio requiere la planificación estratégica de los profesionales de cualquier
industria, por ello es fundamental contar con los conocimientos, herramientas y habilidades claves
para desarrollar cualquier modelo de negocio con éxito.
Es un hecho que las empresas que se enfocan en el desarrollo comercial tienen más probabilidades
de ver un crecimiento comercial a través de las ventas, la generación de clientes potenciales y la
satisfacción de los empleados. Por ello, cada vez es más común que las organizaciones busquen
perfiles altamente cualificados en materia de marketing y negocios. Bajo este escenario, contar con
una Licenciatura en Mercadotecnia Empresarial es clave para impulsar tu perfil profesional y ampliar
las perspectivas laborales en un mercado cada vez más competitivo. Con este programa 100% online
además, puedes conciliar tus estudios universitarios con la vida laboral o personal, ya que podrás
administrar las horas dedicadas a estudiar.
Y es que las estrategias de desarrollo de negocio pueden evitar que una empresa se estanque y
pierda cuota de mercado, por ello, un candidato que cuente con conocimientos en marketing
empresarial es clave para mantenerse en una economía cada vez más global y descentralizada.
Para esto, vamos a ver cómo tener éxito en el desarrollo empresarial a través de unas
recomendaciones clave para desarrollar negocios con éxito.

Recomendaciones para desarrollar cualquier modelo de negocio con éxito

Tener claros los objetivos

Humildes o ambiciosos, tienes que ponerlos por escrito desde el principio y no perderlos de vista. No
tomarás las mismas decisiones si quieres tener un negocio que heredarán tus hijos, que si aspiras a
hacer crecer tu idea para venderla con 3 a 5 años de vista. Tu negocio necesita foco.

Conocer la actividad

Sin duda es de gran ayuda conocer la actividad de cerca antes de plantear un nuevo negocio
relacionado.

Invertir tiempo antes de invertir dinero

Inevitablemente hay que conocer el mercado, centrar los objetivos, estudiar las claves antes de
plantearse invertir dinero. Estos son los puntos básicos para definir tu modelo de negocio.

Estar atentos a las necesidades cambiantes del mercado

Una de las fórmulas que permiten acertar con un negocio es dar con necesidades no satisfechas.
Aquí tienes algunas ideas básicas para analizar tu mercado.

Diferenciarse de la competencia

Sin duda es una clave obligatoria. Estas son las claves para analizar a tu competencia.

Desarrollar una estrategia

Antes de comenzar a desarrollar tu idea de negocio, crea una estrategia con objetivos medibles y
pasos de acción. Humildes o ambiciosos, tienes que tener claro tus objetivos desde el principio y no
perderlos de vista. De esta forma, a lo largo del proceso, tomarás decisiones en base a estos, tanto si
tu idea es competir en el mercado internacional, como si tu intención es invertir-vender, etc.
Una vez definas el foco de tu negocio, identifica las áreas en las que deseas ver un crecimiento
comercial, ya que esto implicará poner gran parte del esfuerzo en distintas acciones:
internacionalización, ingresar a nuevos mercados, retener clientes, etc. Analiza qué acciones debes
tener en cuenta e impulsar para alcanzar tus objetivos, y trata de seguir la estrategia de desarrollo
de negocio creada.

Hacer uso de las herramientas más eficientes para el desarrollo empresarial

Una vez planteada la estrategia, deberás determinar cómo implementará esos objetivos de
desarrollo. Elegir los canales y herramientas adecuadas para conseguir las metas planteadas de la
forma más eficiente y sostenible. Por ejemplo, si el objetivo principal es aumentar las ventas,
deberás decidir qué herramientas de marketing digital o estrategia de ventas seguir para llegar a tus
clientes potenciales.

Analiza tu audiencia

Es fundamental dedicar tiempo en conocer y analizar tu audiencia. Acércate a ellos, evalúa las
métricas dentro de tu mercado, incluida la demografía de tus clientes actuales y potenciales.
Identifica a tu público objetivo y enfoca su estrategia de ventas en torno a los consumidores que se
ajustan a esos rasgos.
Examina detenidamente cómo este grupo demográfico utiliza tu producto o servicio, sus
necesidades, sus hábitos de consumo, dónde buscan estos clientes información sobre qué comprar y
cómo gastan su dinero, cualquier pista puede ser clave para entender el comportamiento de tu
audiencia y, de esta forma, crea un producto o servicio adaptado a estos.

Crea una cultura empresarial en tu equipo desde el principio

El trabajo en equipo y el compromiso con una idea es básico para empezar a trabajar alineados en
torno a unos objetivos. Para ello, es necesario contar con unas habilidades cruciales que ayudarán a
desarrollar cualquier modelo de negocio con éxito. Para esto, es necesario que no solo el líder
empresarial las tenga presentes, sino que las contagie y transmita a su equipo.

Curiosidad: los emprendedores hacen preguntas reflexivas y buscan descubrir las
respuestas. La curiosidad permite estar constantemente informado sobre infinidad de
temas, por lo que brinda una gran ventaja a la hora de buscar soluciones, ya que esta
amplitud de miras se traduce generalmente en un pensamiento creativo.

Curiosidad: los emprendedores hacen preguntas reflexivas y buscan descubrir las
respuestas. La curiosidad permite estar constantemente informado sobre infinidad de
temas, por lo que brinda una gran ventaja a la hora de buscar soluciones, ya que esta
amplitud de miras se traduce generalmente en un pensamiento creativo.

  1. Curiosidad: los emprendedores hacen preguntas reflexivas y buscan descubrir las
    respuestas. La curiosidad permite estar constantemente informado sobre infinidad de
    temas, por lo que brinda una gran ventaja a la hora de buscar soluciones, ya que esta
    amplitud de miras se traduce generalmente en un pensamiento creativo.
  2. Conciencia de marca: el desarrollo comercial se basa en una sólida comprensión de una
    marca y de cómo una empresa crea y promueve esa personalidad entre los trabajadores y el
    público. Tu marca es clave, y debe de estar bien definida desde el inicio.
  3. Pragmatismo: los profesionales de negocios que se convierten en líderes en el desarrollo de
    nuevas estrategias para la marca necesitan un enfoque sensato de los objetivos. Es decir,
    para que un plan de desarrollo empresarial funcione, los profesionales deben establecer
    objetivos alcanzables y ser capaces de evaluar el progreso con veracidad.
  4. Conocimiento del producto: los profesionales de negocios necesitan un conocimiento
    profundo de lo que ofrecen a los consumidores antes de poder hacer un plan claro para
    desarrollar un modelo de negocio. Analizar las debilidades, amenazas, oportunidades y
    fortalezas (el famoso análisis DAFO) para entender con qué ventajas e inconvenientes
    acceden a un mercado y en base a ello, trabajar su crecimiento y escalibilidad.
  5. Comunicación interpersonal: el desarrollo comercial implica conectarse con muchos
    agentes, los proveedores y los clientes. Establecer contactos con otros profesionales, o lo
    que actualmente se conoce como Networking y que adquiere un protagonismo clave en los
    negocios, es vital para crecer en cualquier industria. Esto implica escuchar activamente, dar
    retroalimentación efectiva y comunicar ideas con claridad.
  6. Organización: los líderes de desarrollo empresarial organizan sus pensamientos, estrategias
    y prácticas comerciales para impulsar el crecimiento.

Muchas de estas habilidades son conocidas como las soft skills, habilidades blandas que cada vez son
más relevantes en la dirección empresarial y que se pueden adquirir y desarrollar estudiando una
licenciatura en Negocios Internacionales o Mercadotenia empresarial.

Investiga a tu competencia

Analiza a tu competencia. Evalúa lo que ofrecen para que pueda ayudar a diferenciarte del resto.
Identifica qué te hace destacar entre la multitud, trabaja obsesivamente en esta diferenciación, y
descubre cuál que puede ser tu arma de desarrollo comercial más poderosa.

Agrega valor y genera confianza

Eso de que los clientes que se van por precio suelen volver por nuestro servicio, es real. Lo barato
sale caro. Por lo que, en lugar de ir tras las billeteras de las personas, considera ir tras sus corazones.
El crecimiento del negocio puede provenir de agregar valor a cada relación, con clientes potenciales
y clientes existentes. Podemos agregar valor brindando información y conocimiento, siendo un
asesor, obsesionándonos con tratar bien a los clientes, tanto antes como después de la venta, y
teniendo una reputación de excelente ejecución y servicio de guante blanco.
Esta mentalidad y enfoque generan confianza y buena voluntad, son tu tarjeta de presentación para
el desarrollo comercial. Pero generar confianza lleva tiempo.

Eres lo que dicen de ti

Los testimonios pueden ser una parte crucial para establecer la credibilidad en las primeras etapas.
Al fin y al cabo, nos sentimos más cómodos al tomar una decisión cuando la fuente de información
proviene de personas similares a nosotros.
Vivimos en la era de las reseñas, ya no es un capítulo de Black Mirror, sino una realidad. Enfócate a
que tus clientes no solo estén satisfechos, sino que además lo comuniquen, porque la mejor
publicidad es la que no se hace.

Estudia el mercado y su evolución

Otro de los puntos claves para tener un negocio de éxito es estar en constante aprendizaje y seguir
muy de cerca la evolución de tu mercado.

¿Por qué es tan importante? Si estamos en pleno conocimiento de los avances de nuestro mercado
podemos posicionarnos a la cabeza. Si estudiamos las tendencias podemos ofrecer con total
temporalidad lo más novedoso a nuestros clientes.

En definitiva, las claves para desarrollar cualquier modelo de negocio con éxito es sin duda tener una
amplia y constante formación en distintas ramas relacionadas con el mercado y la economía global, y
desarrollar las habilidades competentes que hagan de tu perfil profesional un líder nato, con la
capacidad de llevar cualquier tipo de empresa a otro nivel.

X